Nikon nos ha dejado y le vamos a echar mucho de menos. Sufrió el abandono y no tuvo la oportunidad de ser adoptado, pero en La Camada encontró su hogar y fue muy querido.
Su madrina ha querido despedirse de él, un gato especial, un gato perfecto:

“Mis palabras para Nikon, mi pequeño gato perfecto:
Eras un gato con luz propia, lo vi desde el primer día y supe que había algo muy especial en ti, solo necesitabas tiempo y paciencia para revelarlo. Eras cariñoso a tu a forma, respetando el espacio de los demás y acercándote sigilosamente para ser nuestra compañía sin que nos diéramos cuenta, no necesitábamos el contacto físico para demostrarnos cariño, esto iba mas allá. A pesar del miedo que tenías a los humanos, cada día dabas un paso hacia delante para superarlo con el fin de encontrar un hogar y ser querido como merecías, comprendiste que no había nada que temer, que nosotros, los que nos convertimos en tu familia por un cruel abandono, te queríamos y respetábamos tal y como eras. Huidizo de las manos ajenas y exigente con las que conocías, nunca olvidaremos tu característico maullido pidiendo atención desde lo alto y esos ojos verdes que parecían saber las intenciones de cada persona que te conocía, eras especial y llegaste al corazón de muchos y muy, muy hondo al mío. Eras un gato perfecto y todo el mundo debía saberlo.
Gracias por este tiempo juntos y todo lo que me has enseñado, fue un maravilloso regalo.”

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies