Me llamo WELLS y soy el cachorrón más mimoso de toda la protectora, ven a conocerme y lo podrás comprobar…

Nací en febrero de 2017 y llegué a La Camada en julio con apenas cinco meses; estaba deambulando solo por la calle, me recogieron y aunque no lo creas, entré en el albergue en brazos de uno de los voluntarios.

Soy un mastín con diferentes tonos de color canela y la puntita de mi colita blanca. Por mi raza, ya te habrás imaginado que mi tamaño es grande y tengo mucha fuerza.

Te cuento más sobre mí…

Desde que llegué comparto patio con Estrella, que también es muy jovencita como yo, aunque yo he crecido un poquito más. La verdad es que nos complementamos bastante bien y
jugamos mucho juntos. Cuando nuestras madrinas nos llevan al parque canino, la persigo para jugar y siempre me gana, porque es muy rápida, pero yo siempre intento cogerla, sé que ella adora correr.

Soy un perrito muy sociable, adoro correr, jugar y perseguir no sólo a Estrellita, también a cualquier can, macho o hembra, que quiera jugar conmigo. Siempre estoy contento moviendo
la colita de un lado a otro. Alguna vez otro perro/a me ha gruñido y yo suelo retirarme, sé que en ocasiones mi tamaño impone mucho respeto a los demás, pero en el fondo soy un peluchón amoroso.

Un día al salir a pasear había gatos y me acerqué, fueron muy valientes, no me bufaron ni nada y yo les olfateé y me gustaron, así que les moví mi rabito muy contento; por tanto, si ya tienes un felino en casa, no tienes excusa, podría convivir perfectamente con tu gatito o gatita.

Te he hablado de mi relación con otros peludos, pero no te he contado que adoro a las personas (adultos, niños/as), son mi “animal” favorito. Además tengo suerte porque tengo
dos madrinas y si no puede venir una, viene la otra. Cuando cualquiera de mis madrinas viene a buscarme me vuelvo loco de alegría, no puedo parar de saltar, de subirme encima y de agitar mi colita sin cesar. Algún que otro lametón se han llevado en la cara o en el pelo, porque si me pongo de patas soy más grande que ellas.

Lo que más me gusta…

Adoro las salchichas, no te voy a engañar, y me han enseñado a sentarme para darme ese preciado premio, aunque todavía me cuesta mantenerme quieto por la emoción. Eso sí, como
mis dientes son muy grandes, tengo mucho cuidado para no morder a mi madrina cuando me las da. Pero lo que más me gusta realmente es sentarme pegado a mi madrina y que me acaricie, o tumbarme y revolcarme por el césped, esperando recibir más mimos y caricias; en fin, soy un mimosón y, si me llevas a tu hogar, vas a recibir mi amor incondicional.

Quiero aprender contigo…

Estoy creciendo y a la vez aprendiendo muchas cosas, gracias a mis cuidadores, voluntari@s de La Camada y mis madrinas, pero todavía necesito aprender mucho más. Por ejemplo, a
caminar controlando mi fuerza a tu lado, a no ponerme de patas cuando estoy muy contento, ya que soy muy grande, a subir al coche yo solo y sin miedo… Hasta el momento sólo he ido en coche al Aquadog, por cierto lo pasé fenomenal, pero tuvieron que subirme porque me daba respeto, de hecho ahora si veo un maletero abierto me tumbo en el suelo porque no deseo subir… Así que, ¿quieres que aprenda contigo? Me llamo Wells, te espero el finde en La Camada.¡ADÓPTAME!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies