Mi nombre es Gladys y soy una preciosa gatita atigrada que te necesita… ¡ven a conocerme ya!

Nací en diciembre de 2008 y llegué a La Camada dos años después, y desde entonces la protectora ha sido mi hogar, en el que he me he convertido en adulta, me han cuidado y me han querido. Ahora necesito tu hogar, ese hogar en el que me sienta la reina de la casa, ese hogar calentito, ese hogar en el que poder recuperarme y que mis ojitos se curen y puedan volver a tener ese precioso color verde gato de antaño.

Mira mi historia…

Cada animal que llega al albergue tenemos nuestra historia particular, algunas parecidas, otras distintas, pero el caso es que todos de una forma u otra somos abandonados/as, maltratados/as y algunos perdidos o perdidas.

Yo soy de las primeras; me dejaron sola durante una semana en un piso hasta que me rescataron. Pasaban las horas, pasaban los días y las noches y mis dueños no regresaban… Se acabó la comida, el agua y yo pensaba: “¿Por qué no regresan? ¿Se han olvidado de mí?…

Me considero afortunada de estar en La Camada porque otros y otras como yo, no tuvieron la suerte de ser rescatados por personas que se preocupan verdaderamente de nosotros de forma totalmente altruista y voluntaria.

Te cuento cómo soy.

Dicen de mí que soy tan discreta y tranquila que paso desapercibida; la verdad es que, aunque todavía confío en las personas, tras mi experiencia, hasta que alguien no se acerca y me acaricia no muestro lo cariñosa que soy.

Me emociono mucho cuando me miman y adoro que me cojan en brazos. Es más, si ya te conozco y veo que no me haces caso, me restriego, me pongo de lado, me tumbo… En fin, hago todo tipo de posturas imposibles para llamar tu atención.

¿Sabes? Con el resto de mis compañeros felinos en la gatera no tengo problema, si acaso hay algún conflicto me doy la vuelta y me voy, así que si ya tienes un gatito o gatita me encantaría compartir tu casa con ellos.

Necesito adopción o acogida urgente.

Soy de las mininas veteranas de la gatera y, aunque siempre he estado muy bien de salud, ahora mis ojitos han cogido una infección y tengo que recuperarme. Lo estoy pasando bastante mal, separada de mis compañeros y aislada con el collar isabelino, para que no me rasque, al que no acabo de adaptarme mucho.

Si tienes posibilidades, no lo dudes, te necesito de verdad. ADÓPTAME o, si no puedes, al menos ACÓGEME, que así puedo recuperarme más rápido. Recuerda: me llamo GLADYS. ¡Ven a conocerme, te estoy esperando!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Entradas relacionadas

Cosas de gatos

Cuando Lunar encontró a Nora

Nora es una gata decidida, con carácter, que aprecia mucho su espacio personal. Sin embargo, Lunar es un trocito de pan que se deja hacer, busca mimos y se mete en cualquier huequito entre los Leer más…

En adopción

JUANA en primera persona

Hola. Soy Juana. Verás, soy la perrita con más antigüedad en el albergue, pues llegué de  cachorrita con pocos meses en el lejano 2009. Aunque mi madrina me saca todas las semanas y me lo paso genial con ella,  quiero que la vida Leer más…

En adopción

¡MADISON busca adopción o acogida urgente!

Mi nombre es Madison y necesito adopción o acogida urgente. Soy una preciosa abuelita cruce, color azabache, con tres manchitas blancas que bajan desde mi cuello hasta mi tripita. También en la punta de tres Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies